Reseña de "Los imaginarios", de A.F. Harrold

“Los imaginarios”, fantasía, aventuras y un poco de miedo para lectores a partir de 12 años

"Los imaginarios", de A.F. Harrold

Los imaginarios es un libro escrito por A.F. Harrold e ilustrado por Emily Gravett, publicado en castellano y catalán por la editorial Blackie Books en una edición muy cuidada. 

La verdad es que es de esos libros que, cuando lo tienes en las manos, te apetece leerlo sólo por su portada y textura (¿soy rara? ¡A mí estas cosas me pasan!).

Los imaginarios es un libro escrito por A.F. Harrold e ilustrado por Emily Gravett, publicado en castellano y catalán por la editorial Blackie Books en una edición muy cuidada. La verdad es que es de esos libros que, cuando lo tienes en las manos, te apetece leerlo sólo por su portada y textura (¿soy rara? ¡A mí estas cosas me pasan!).

¿De qué va?

​(Atención: A continuación haré un breve resumen completo del libro, por si quieres saber con un poco más de detalle qué lee tu hij@. Si tienes intención de leer el libro, ¡sáltate esta sección!)

Los imaginarios cuenta la historia de Rudger, el amigo imaginario de Amanda, una niña de imaginación desbordante, hasta el punto que sus conocidos y amigos la consideran un poco rara.

​Todo va bien, hasta que un hombre mayor que puede ver a Rudger y que también va acompañado por una amiga imaginaria algo tétrica, empieza a seguirlo con la intención de comérselo. Este hombre, el señor Bunting, alarga su vida de manera antinatural gracias a la energía que absorbe de los amigos imaginarios.

 Un día, huyendo de este hombre, Amanda es atropellada y Rudger se queda solo. Es así como acaba encontrando a otros amigos imaginarios, que le explican que, si no quiere desaparecer, debe encontrar a otro niño que juegue con él, que lo imagine.

Rudger empieza esta búsqueda, pero con la esperanza de conseguir que el niño o niña en cuestión lo ayude a llegar hasta el hospital donde está Amanda. Sin embargo, se encuentra con niños que no saben utilizar la imaginación o que directamente son crueles y egoístas. Todo mientras el señor Bunting sigue buscándolo.

Al final, Rudger consigue regresar junto a Amanda y, en una batalla en la que deben esforzarse por usar todo el poder de su imaginación, consiguen que el señor Bunting se coma a su propia amiga imaginaria, pierda su poder y se convierta en el viejecito que debería ser.

(Atención: A continuación haré un breve resumen completo del libro, por si quieres saber con un poco más de detalle qué lee tu hij@. Si tienes intención de leer el libro, ¡sáltate esta sección!)
Una ilustración de "Los imaginarios"

Fuente: The Guardian

¿Por qué lo recomiendo?

Cuenta la historia de Rudger, el amigo imaginario de Amanda, una niña de imaginación desbordante, hasta el punto que sus conocidos y amigos la consideran un poco rara. Todo va bien, hasta que un hombre mayor que puede ver a Rudger y que también va acompañado por una amiga imaginaria algo tétrica, empieza a seguirlo con la intención de comérselo. Este hombre, el señor Bunting, alarga su vida de manera antinatural gracias a la energía que absorbe de los amigos imaginarios.
Un día, huyendo de este hombre, Amanda es atropellada y Rudger se queda solo. Es así como acaba encontrando a otros amigos imaginarios, que le explican que, si no quiere desaparecer, debe encontrar a otro niño que juegue con él, que lo imagine. Rudger empieza esta búsqueda, pero con la esperanza de conseguir que el niño o niña en cuestión lo ayude a llegar hasta el hospital donde está Amanda. Sin embargo, se encuentra con niños que no saben utilizar la imaginación o que directamente son crueles y egoístas. Todo mientras el señor Bunting sigue buscándolo.
Al final, Rudger consigue regresar junto a Amanda y, en una batalla en la que deben esforzarse por usar todo el poder de su imaginación, consiguen que el señor Bunting se coma a su propia amiga imaginaria, pierda su poder y se convierta en el viejecito que debería ser.

​El libro engancha desde un buen principio y ya no te suelta. En la primera página ya te avanzan que a Amanda le ha pasado algo malo (bueno, yo creo que ahí el autor hace un poco de trampa, pero en fin, se le perdona), y cuando la atropellan quieres saber si se pondrá bien y si los dos amigos se reencontrarán. ¡Y también si se librarán del señor Bunting!

Además, el mundo propio de los amigos imaginarios es muuuy chulo. Todo el recorrido que hace Rudger hasta reencontrarse con Amanda resulta muy interesante. A parte de todo lo que le sucede a Rudger, el autor va mostrando poco a poco este mundo paralelo (pero que a la vez se mezcla con el nuestro), con muchos detalles que lo hacen muy rico.

​Esta es una cuestión personal, pero a mí una de las cosas que más me ha gustado del libro es el malo, el señor Bunting. Está muy bien. Tiene un punto gótico y, la verdad, da bastante miedo.

Creo que con el título y lo poco que he contado del libro es fácil deducir que la novela hace una feroz reivindicación de la imaginación. Muestra a los lectores cómo, gracias a la imaginación, puedes conocer nuevos mundos y personas, experimentar cosas impensables, y enriquecerte con experiencias que te valdrán en el día a día.

Otra ilustración de "Los imaginarios"

Fuente: The Guardian

¿A quién gustará?

El libro engancha desde un buen principio y ya no te suelta. En la primera página ya te avanzan que a Amanda le ha pasado algo malo (bueno, yo creo que ahí el autor hace un poco de trampa, pero en fin, se le perdona), y cuando la atropellan quieres saber si se pondrá bien y si los dos amigos se reencontrarán. ¡Y también si se librarán del señor Bunting!

Además, el mundo propio de los amigos imaginarios es muuuy chulo. Todo el recorrido que hace Rudger hasta reencontrarse con Amanda resulta muy interesante. A parte de todo lo que le sucede a Rudger, el autor va mostrando poco a poco este mundo paralelo (pero que a la vez se mezcla con el nuestro), con muchos detalles que lo hacen muy rico.

Esta es una cuestión personal, pero a mí una de las cosas que más me ha gustado del libro es el malo, el señor Bunting. Está muy bien. Tiene un punto gótico y, la verdad, da bastante miedo.

Creo que con el título y lo poco que he contado del libro es fácil deducir que la novela hace una feroz reivindicación de la imaginación. Muestra a los lectores cómo, gracias a la imaginación, puedes conocer nuevos mundos y personas, experimentar cosas impensables, y enriquecerte con experiencias que te valdrán en el día a día.

​A pesar de la cuidada edición del libro y el padrino de lujo (el director de cine J.A. Bayona), yo creo que es un libro para lectores a partir de 11-12 años, pero no tanto para adultos.

Es decir, si eres un adulto al que le gusta leer literatura infantil, te gustará leerlo, pero si esperas que sea de esos libros que saltan la frontera de la edad, creo que te decepcionará. Los niños que aparecen en el libro están un poco caricaturizados, lo cual es muy válido para que el mensaje llegue a los lectores más jóvenes, pero a un adulto puede echarlo para atrás.  

Así pues: lectores a partir de 11-12 años con afición por la fantasía y las aventuras.

​A tener en cuenta

A pesar de la cuidada edición del libro y el padrino de lujo (el director de cine J.A. Bayona), yo creo que es un libro para lectores a partir de 11-12 años, pero no tanto para adultos. Es decir, si eres un adulto al que le gusta leer literatura infantil, te gustará leerlo, pero si esperas que sea de esos libros que saltan la frontera de la edad, creo que te decepcionará. Los niños que aparecen en el libro están un poco caricaturizados, lo cual es muy válido para que el mensaje llegue a los lectores más jóvenes, pero a un adulto puede echarlo para atrás.  

Así pues: lectores a partir de 11-12 años con afición por la fantasía y las aventuras.

​El inicio del libro es bastante fuerte por un par de motivos:

Primero, en la primera frase te dicen que Amanda ha muerto. Más adelante descubres que no es cierto, que sólo se lo había parecido a Rudger (por eso decía antes que me parece que el autor aquí hace un poco de trampas), pero como inicio para un libro infantil ya te deja con la boca abierta.

Segundo, la llegada del señor Bunting sucede bastante pronto, así que en seguida somos testigos de su poder. ¡Y da bastante miedo! ¡Es que es un señor que abre la boca de manera imposible y absorbe a los amigos imaginarios!

El caso es que en las primeras páginas las apariciones del señor Bunting y su amiga imaginaria hacen pensar que el libro será más bien gótico y dará bastante miedo, pero no es así. Después se relaja y nos centramos más en ser testigos del inicio de la amistad entre Rudger y Amanda, en descubrir el mundo de los amigos imaginarios y en ver el recorrido de Rudger para encontrar a Amanda.

El inicio del libro es bastante fuerte por un par de motivos.

Primero, en la primera frase te dicen que Amanda ha muerto. Más adelante descubres que no es cierto, que sólo se lo había parecido a Rudger (por eso decía antes que me parece que el autor aquí hace un poco de trampas), pero como inicio para un libro infantil ya te deja con la boca abierta.

Segundo, la llegada del señor Bunting sucede bastante pronto, así que en seguida somos testigos de su poder. ¡Y da bastante miedo! ¡Es que es un señor que abre la boca de manera imposible y absorbe a los amigos imaginarios! El caso es que en las primeras páginas las apariciones del señor Bunting y su amiga imaginaria hacen pensar que el libro será más bien gótico y dará bastante miedo, pero no es así. Después se relaja y nos centramos más en ser testigos del inicio de la amistad entre Rudger y Amanda, en descubrir el mundo de los amigos imaginarios y en ver el recorrido de Rudger para encontrar a Amanda.

​En conclusión, ¡se trata de un libro ​altamente recomendable!

¿En casa ya os lo habéis leído​? ¿Qué os ha parecido?

¡Te regalo estos ebooks!

Te regalo "La familia Hierbabuena" y "15 libros para partirse de risa"

​Suscríbete a Nubícolas y:

  • Te enviaré estos libros en formato digital.

  • Participarás en sorteos sólo para suscriptores.
  • ¡Y accederás a otros contenidos exclusivos!
¿En casa ya os habéis leído este libro? ¿Qué os ha parecido?

Deja un comentario