"Las disparatadas aventuras de Mabel Jones", de Will Mabbit

“Las disparatadas aventuras de Mabel Jones”, épicas aventuras de piratas para lector@s a partir de 10 años

"Las disparatadas aventuras de Mabel Jones", de Will Mabbit

Entre mis propuestas de lectura para el día de Sant Jordi de este año se encontraba este libro (y su continuación), escrito por Will Mabbit, editado en castellano por ​Ediciones Destino y por Estrella Polar en catalán, que me había llamado mucho la atención.

 “¿Un libro protagonizado por una niña que se convierte en pirata y que se hurga la nariz sin complejos? ¡Tengo que leerlo!”, pensé. La lectura no me ha decepcionado. Al contrario, ha sido muy satisfactoria y sorprendente.

Entre mis propuestas de lectura para el día de Sant Jordi se encontraba este libro, editado en castellano por la editorial Destino y por Estrella Polar en catalán, que me había llamado mucho la atención. “¿Un libro protagonizado por una niña que se convierte en pirata y que se hurga la nariz sin complejos? ¡Tengo que leerlo!”, pensé. La lectura no me ha decepcionado. Al contrario, ha sido muy satisfactoria y sorprendente.
Los imaginarios es un libro escrito por A.F. Harrold e ilustrado por Emily Gravett, publicado en castellano y catalán por la editorial Blackie Books en una edición muy cuidada. La verdad es que es de esos libros que, cuando lo tienes en las manos, te apetece leerlo sólo por su portada y textura (¿soy rara? ¡A mí estas cosas me pasan!).

¿De qué va?

​(Atención: A continuación haré un breve resumen completo del libro, por si quieres saber con un poco más de detalle qué lee tu hij@. Si tienes intención de leerlo, ¡sáltate esta sección!)

Una noche, la niña Mabel Jones comete LA HAZAÑA. Es decir, se saca un moco de la nariz y se lo come. LA HAZAÑA tiene consecuencias para cualquier niño o niña que la cometa: se abre un portal mágico y es secuestrado por los piratas que habitan en un mundo paralelo y, a partir de entonces, tendrá que ser un pirata.  

Así es como Mabel Jones acaba en el barco pirata El Gusano Ferozz, capitaneado por el capitán Idryss Ebenezer Cascado, que tiene muy malas pulgas. Podríamos decir que literalmente, porque este mundo está habitado por animales, no humanos, y el Capitán Cascado es un lobo.

Cuando los piratas descubren que Mabel es una chica (¡una chica no puede ser pirata!) pretenden tirarla por la borda, hasta que descubren que sabe leer. Entonces todo cambia, porque ellos no saben leer. El Capitán está obsesionado con encontrar a los piratas que aparecen en una lista: son los que ​se amotinaron contra su padre, otro capitán pirata, y se repartieron los trozos de una letra X que puede conducirlos hasta un gran tesoro. Y, además, también tiene el poder de abrir un portal que llevará a Mabel de regreso a casa.

Es decir, que si Mabel los ayuda con la lectura de nombres y la búsqueda de las piezas, podrá regresar a casa. Acepta, claro.

Así es como Mabel se ve inmersa en un épico viaje en el que navegará por muchos sitios, será una pirata más y tendrá que enfrentarse con un temible oso pirata en una competición de beber... leche, acabará en el estómago de una ballena blanca gigante, engañará al apuesto y temible conde Anselmo Black, caerá por una cascada dentro de un ataúd (abierto, pero con el cuerpo de una oveja pirata al lado), hará amigos y se encontrará con otro niño humano que intenta regresar a casa.

Al final, Mabel hace un horrible descubrimiento (¡cuidado, MEGASPOILER a la vista!): no se encuentra en un mundo paralelo, sino el futuro, un futuro en el que no hay humanos y la ciudad de Londres está abandonada y sumergida en el agua. La letra X del Capitán Cascado es uno de los números del Big Ben, que tiene el poder de abrir un portal del tiempo hacia el pasado. Además, quien haga sonar la campana será el comandante de un ejército de muertos vivientes.... ¡Y el Capitán pretende llevar este ejército al pasado para conquistarlo!

Después de una encarnizada, tensa y trágica lucha, Mabel y los demás piratas se libran del Capitán y ella puede regresar a casa.

Una noche, la niña Mabel Jones comete LA HAZAÑA. Es decir, se saca un moco de la nariz y se lo come. LA HAZAÑA tiene consecuencias para cualquier niño o niña que la cometa: se abre un portal mágico y es secuestrado por los piratas que habitan en un mundo paralelo y, a partir de entonces, tendrá que ser un pirata.  

Así es como Mabel Jones acaba en el barco pirata El Gusano Ferozz, capitaneado por el capitán Idryss Ebenezer Cascado, que tiene muy malas pulgas. Podríamos decir que literalmente, porque este mundo está habitado por animales, no humanos, y el Capitán Cascado es un lobo.

Cuando los piratas descubren que Mabel es una chica (¡una chica no puede ser pirata!) pretenden tirarla por la borda, hasta que descubren que sabe leer. Entonces todo cambia. El Capitán está obsesionado con encontrar a los piratas que aparecen en una lista: después de amotinarse contra su padre, otro capitán pirata, se repartieron los trozos de una letra X que pude conducirlos hasta un gran tesoro. Y, además, también tiene el poder de abrir un portal que llevará a Mabel de regreso a casa.

Es decir, que si Mabel los ayuda con la lectura y la búsqueda de las piezas, podrá regresar a casa. Acepta, claro.

Así es como Mabel se ve inmersa en un épico viaje en el que navegará por muchos sitios, será una pirata más y tendrá que enfrentarse con un temible oso pirata en una competición de beber... leche, acabará en el estómago de una ballena blanca gigante, engañará al apuesto y temible conde Anselmo Black, caerá por una cascada dentro de un ataúd (abierto, pero con el cuerpo de una oveja pirata al lado), hará amigos y se encontrará con otro niño humano que intenta regresar a casa.

Al final, Mabel hace un horrible descubrimiento (¡cuidado, MEGASPOILER a la vista!): no se encuentra en un mundo paralelo, sino el futuro, un futuro en el que no hay humanos y la ciudad de Londres está abandonada y sumergida en el agua. La letra X del Capitán Cascado es uno de los números del Big Ben, que tiene el poder de abrir un portal del tiempo hacia el pasado. Además, quien haga sonar la campana será el comandante de un ejército de muertos vivientes.... ¡Y el Capitán pretende llevar este ejército al pasado para conquistarlo!

Después de una encarnizada, tensa y trágica lucha, Mabel y los demás piratas se libran del Capitán y ella puede regresar a casa.
(Atención: A continuación haré un breve resumen completo del libro, por si quieres saber con un poco más de detalle qué lee tu hij@. Si tienes intención de leer el libro, ¡sáltate esta sección!)

¿Por qué lo recomiendo?

Cuenta la historia de Rudger, el amigo imaginario de Amanda, una niña de imaginación desbordante, hasta el punto que sus conocidos y amigos la consideran un poco rara. Todo va bien, hasta que un hombre mayor que puede ver a Rudger y que también va acompañado por una amiga imaginaria algo tétrica, empieza a seguirlo con la intención de comérselo. Este hombre, el señor Bunting, alarga su vida de manera antinatural gracias a la energía que absorbe de los amigos imaginarios.
Un día, huyendo de este hombre, Amanda es atropellada y Rudger se queda solo. Es así como acaba encontrando a otros amigos imaginarios, que le explican que, si no quiere desaparecer, debe encontrar a otro niño que juegue con él, que lo imagine. Rudger empieza esta búsqueda, pero con la esperanza de conseguir que el niño o niña en cuestión lo ayude a llegar hasta el hospital donde está Amanda. Sin embargo, se encuentra con niños que no saben utilizar la imaginación o que directamente son crueles y egoístas. Todo mientras el señor Bunting sigue buscándolo.
Al final, Rudger consigue regresar junto a Amanda y, en una batalla en la que deben esforzarse por usar todo el poder de su imaginación, consiguen que el señor Bunting se coma a su propia amiga imaginaria, pierda su poder y se convierta en el viejecito que debería ser.

​​Hay varios motivos para recomendar a Mabel Jones. El primero de todos es:

¡Una niña pirata!

Hay varios motivos para recomendar a Mabel Jones. El primero de todos es:

​​Una niña que se hurga la nariz y come mocos, que actúa como un pirata, que lucha con una espada ¡sin hacer referentes especiales a su feminidad y esas cosas!

Se agradece mucho encontrar en las estanterías una propuesta protagonizada por una niña, que no tenga la clara intención de enfocarse sólo a las niñas y que no contenga menciones al color rosa, ni princesas, ni patinaje, ni baile ni cosas por el estilo. ¡GRACIAS, WILL MABBITT!

Cuidado, no estoy diciendo que los libros que contienen estos elementos no estén bien (de hecho seguro que aquí recomendaremos algunos), pero hace tiempo que me pregunto si estos gustos considerados típicamente de chicas no son una tendencia natural sino algo que les inculcamos subliminalmente desde la televisión, juegos y libros.

Pero en fin, este es otro tema y estamos aquí para hablar de Mabel Jones.

El título Las disparatadas aventuras de Mabel Jones es muy acertado porque es cierto que tiene un punto alocado que lo hace muy divertido. El libro rebosa imaginación y muchas, muchas aventuras que avanzan a muy buen ritmo. (Cuidado, spoiler sobre el final a continuación:) Y el final en el Londres medio sumergido me encantó. La descripción me evocó una imagen que provocó que, para mí, la novela ganara todavía más. Lo convierte en un final muy épico (fin del spoiler).

Es una lectura ágil y dinámica, aspecto reforzado por la maquetación del libro, que juega con diferentes tipos de fuentes y tamaños, y por las increíbles ilustraciones, obra de Ross Collins. De verdad, algunas de ellas me han dejado con la boca abierta.

En la página web de la editorial puedes descargarte el primer capítulo, donde ya podrás ver claramente lo que te comento de la maquetación y las ilustraciones.

Otra ilustración de "Las disparatadas aventuras de Mabel Jones"

​Fuente: Ross Collins

​Otra cuestión que me gusta del libro es que no es nada protector con los lectores. Puesto que es una aventura de piratas muy brutos e incluso salvajes, no se muerde la lengua a la hora de hablar de manos cortadas, cadáveres de ovejas, heridas de espadas y balas, etc. En ningún momento es sádico ni gore (¡no te asustes!), pero el autor no se corta en mencionarlas.

Además, el libro también evita idealizar la vida del pirata. Al contrario, la plantea como una vida bastante dura y en la que Mabel tiene que trabajar mucho.

Ah, y no nos olvidemos que Mabbitt lo aprovecha para incluir referentes a obras de la literatura universal, como Moby Dick, o el argumento del héroe que acaba en el vientre de la ballena. Es posible que los jóvenes lectores no los identifiquen todavía, pero están allí y ya es una buena manera de que empiecen a escuchar hablar de ellos.

Una niña que se hurga la nariz y come mocos, que actúa como un pirata, que lucha con una espada ¡sin hacer referentes especiales a su feminidad y esas cosas!

Se agradece mucho encontrar en las estanterías una propuesta protagonizada por una niña, que no tenga la clara intención de enfocarse sólo a las niñas y que no contenga menciones al color rosa, ni princesas, ni patinaje, ni baile ni cosas por el estilo. ¡GRACIAS, WILL MABBITT!

Cuidado, no estoy diciendo que los libros que contienen estos elementos no estén bien (de hecho seguro que aquí recomendaremos algunos), pero hace tiempo que me pregunto si estos gustos considerados típicamente de chicas no son una tendencia natural sino algo que les inculcamos subliminalmente desde la televisión, juegos y libros.

Pero en fin, este es otro tema y estamos aquí para hablar de Mabel Jones.

El título Las disparatadas aventuras de Mabel Jones es muy acertado porque es cierto que tiene un punto alocado que lo hace muy divertido. El libro rebosa imaginación y muchas, muchas aventuras que avanzan a muy buen ritmo. (Cuidado, spoiler sobre el final a continuación:) Y el final en el Londres medio sumergido me encantó. La descripción me evocó una imagen que provocó que, para mí, la novela ganara todavía más. Lo convierte en un final muy épico (fin del spoiler).

Es una lectura ágil y dinámica, aspecto reforzado por la maquetación del libro, que juega con diferentes tipos de fuentes y tamaños, y por las increíbles ilustraciones, obra de Ross Collins. De verdad, algunas de ellas me han dejado con la boca abierta.

En la página web de la editorial puedes descargarte el primer capítulo, donde ya podrás ver claramente lo que te comento de la maquetación y las ilustraciones.

Otra cuestión que me gusta del libro es que no es nada protector con los lectores. Puesto que es una aventura de piratas muy brutos e incluso salvajes, no se muerde la lengua a la hora de hablar de manos cortadas, cadáveres de ovejas, heridas de espadas y balas, etc. En ningún momento es sádico ni gore (¡no te me asustes!), pero el autor no se corta en mencionarlas.

Además, el libro también evita idealizar la vida del pirata. Al contrario, la plantea como una vida bastante dura y en la que Mabel tiene que trabajar mucho.

Ah, y no nos olvidemos que Mabbitt lo aprovecha para incluir referentes a otras obras de la literatura universal, como Moby Dick, o el argumento del héroe que acaba en el vientre de la ballena. Es posible que los jóvenes lectores no los identifiquen todavía, pero están allí y ya es una buena manera de que empiecen a escuchar hablar de ellos.

¿A quién gustará?

El libro engancha desde un buen principio y ya no te suelta. En la primera página ya te avanzan que a Amanda le ha pasado algo malo (bueno, yo creo que ahí el autor hace un poco de trampa, pero en fin, se le perdona), y cuando la atropellan quieres saber si se pondrá bien y si los dos amigos se reencontrarán. ¡Y también si se librarán del señor Bunting!

Además, el mundo propio de los amigos imaginarios es muuuy chulo. Todo el recorrido que hace Rudger hasta reencontrarse con Amanda resulta muy interesante. A parte de todo lo que le sucede a Rudger, el autor va mostrando poco a poco este mundo paralelo (pero que a la vez se mezcla con el nuestro), con muchos detalles que lo hacen muy rico.

Esta es una cuestión personal, pero a mí una de las cosas que más me ha gustado del libro es el malo, el señor Bunting. Está muy bien. Tiene un punto gótico y, la verdad, da bastante miedo.

Creo que con el título y lo poco que he contado del libro es fácil deducir que la novela hace una feroz reivindicación de la imaginación. Muestra a los lectores cómo, gracias a la imaginación, puedes conocer nuevos mundos y personas, experimentar cosas impensables, y enriquecerte con experiencias que te valdrán en el día a día.

​​Las disparatadas aventuras de Mabel Jones está recomendado para lector@s a partir de 9 años. Yo más bien lo situaría a partir de 10 años, pero obviamente esto siempre depende de cada niño y niña.

Es decir, lector@s a partir de 9-10 años con afición por las aventuras con humor y fantasía

Las disparatadas aventuras de Mabel Jones está recomendado para lector@s a partir de 9 años. Yo más bien lo situaría a partir de 10, pero obviamente esto siempre depende de cada niño y niña.

Creo que este libro gustará a cualquier lector al que le gusten las aventuras con humor y fantasía.

​A tener en cuenta

A pesar de la cuidada edición del libro y el padrino de lujo (el director de cine J.A. Bayona), yo creo que es un libro para lectores a partir de 11-12 años, pero no tanto para adultos. Es decir, si eres un adulto al que le gusta leer literatura infantil, te gustará leerlo, pero si esperas que sea de esos libros que saltan la frontera de la edad, creo que te decepcionará. Los niños que aparecen en el libro están un poco caricaturizados, lo cual es muy válido para que el mensaje llegue a los lectores más jóvenes, pero a un adulto puede echarlo para atrás.  

Así pues: lectores a partir de 11-12 años con afición por la fantasía y las aventuras.

​​
La historia está contada como si un pirata (cabe deducir) la contara en voz alta. Esto provoca que al principio haya algunas interrupciones de la acción para hacer presentaciones y saltos en los tiempos verbales.

Este detalle implica un par de cosas. Por un lado, creo que un lector menos avanzado puede sentirse un poco desconcertado al principio. Sólo al principio, porque acabará por acostumbrarse. Además, estas interrupciones y saltos en los tiempos verbales suceden en la parte inicial, y a medida que avanza la acción prácticamente se dejan de usar.

Por otro lado, a pesar de lo que acabo de decir (todos nos contradecimos a veces, ¿no? :), creo que es bueno que los jóvenes lectores se acerquen a diferentes tipos de narración, porque aumenta sus conocimientos lectores. ¡Así que yo no le tendría miedo!


Hay un detalle que me ha llamado la atención, que es que al principio de la historia Mabel como personaje está un poco desaparecida. El libro se centra mucho más en desarrollar el mundo pirata, que es muy rico y estoy segura de que gustará mucho a l@s lector@s. A medida que avanza la historia, Mabel va quedando más definida gracias a las diferentes aventuras que protagoniza.

Las disparatadas aventuras de Mabel Jones es el primer volumen de una serie. En castellano y catalán ya se ha publicado el segundo volumen, Mabel Jones y la ciudad prohibida (también quiero leerlo, así que seguro que caerá reseña ;). En inglés hay publicado hasta el tercer volumen, esperemos que lo traduzcan y publiquen pronto, ¡yo ya soy fan incondicional de Mabel Jones!


La historia está contada como si un pirata (cabe deducir) la contara en voz alta. Esto provoca que al principio haya algunas interrupciones de la acción para hacer presentaciones y saltos en los tiempos verbales.

Este detalle implica un par de cosas. Por un lado, creo que un lector menos avanzado puede sentirse un poco desconcertado al principio. Sólo al principio, porque acabará por acostumbrarse. Además, estas interrupciones y saltos en los tiempos verbales sucede en la parte inicial, a medida que avanza la acción prácticamente se dejan de usar.

Por otro lado, a pesar de lo que acabo de decir (todos nos contradecimos a veces, ¿no? :), creo que es bueno que los jóvenes lectores se acerquen a diferentes tipos de narración, porque aumenta sus conocimientos lectores. ¡Así que yo no le tendría miedo!

Hay un detalle que me ha llamado la atención, que es que al principio de la historia Mabel como personaje está un poco desaparecida. El libro se centra mucho más en desarrollar el mundo pirata, que es muy rico y estoy segura de que gustará mucho a l@s lector@s. A medida que avanza la historia, Mabel va quedando más definida gracias a las diferentes aventuras que protagoniza.

Las disparatadas aventuras de Mabel Jones es el primer volumen de una serie. En castellano y catalán ya se ha publicado el segundo volumen, Mabel Jones y la ciudad prohibida (también quiero leerlo, así que seguro que caerá reseña ;). En inglés hay publicado hasta el tercer volumen, esperemos que lo traduzcan y publiquen pronto, ¡yo ya soy fan incondicional de Mabel Jones!

El inicio del libro es bastante fuerte por un par de motivos.

Primero, en la primera frase te dicen que Amanda ha muerto. Más adelante descubres que no es cierto, que sólo se lo había parecido a Rudger (por eso decía antes que me parece que el autor aquí hace un poco de trampas), pero como inicio para un libro infantil ya te deja con la boca abierta.

Segundo, la llegada del señor Bunting sucede bastante pronto, así que en seguida somos testigos de su poder. ¡Y da bastante miedo! ¡Es que es un señor que abre la boca de manera imposible y absorbe a los amigos imaginarios! El caso es que en las primeras páginas las apariciones del señor Bunting y su amiga imaginaria hacen pensar que el libro será más bien gótico y dará bastante miedo, pero no es así. Después se relaja y nos centramos más en ser testigos del inicio de la amistad entre Rudger y Amanda, en descubrir el mundo de los amigos imaginarios y en ver el recorrido de Rudger para encontrar a Amanda.

​¿Vosotros ya conocéis a Mabel Jones? ¿Qué opináis de ella?​

¡Te regalo estos ebooks!

Te regalo "La familia Hierbabuena" y "15 libros para partirse de risa"

​Suscríbete a Nubícolas y:

  • Te enviaré estos libros en formato digital.

  • Participarás en sorteos sólo para suscriptores.
  • ¡Y accederás a otros contenidos exclusivos!
¿En casa ya os habéis leído este libro? ¿Qué os ha parecido?

Deja un comentario