"Primeras palabras" de Roger Priddy

“Primeras palabras”, niñ@s, acciones, comida, objetos, animales y colores para bebés

"Primeras palabras", de Roger Priddy

​​El libro Primeras palabras de Roger Priddy, editado por la editorial La Galera en castellano y catalán, es ideal para peques a partir de un año.

​Después de que mi hijo naciera, estaba esperando deseosa que llegara el momento de poder comprarle y regalarle un libro de papel apto para su edad.

Durante su primer año de vida no llegamos a comprarle ningún libro, porque ya nos habían regalado unos estupendos libros impermeables y otros de tela. Para nosotros fueron más que suficientes durante los primeros meses.

Después de que mi hijo naciera, estaba esperando deseosa que llegara el momento de poder comprarle y regalarle un libro de papel apto para su edad.

​El momento que yo estaba esperando llegó un poco antes de que mi hijo cumpliera el primer año, que fue cuando empezó a ser capaz de pasar páginas. Más feliz que una perdiz, me fui a una librería a rebuscar entre los libros para bebés y encontré ​Primeras palabras, que me gustó en cuanto lo vi.

El momento que yo estaba esperando llegó un poco antes de que mi hijo cumpliera el primer año, que fue cuando empezó a ser capaz de pasar páginas. Más feliz que una perdiz, me fui a una librería a rebuscar entre los libros para bebés y encontré este, que me gustó en cuanto lo vi
Los imaginarios es un libro escrito por A.F. Harrold e ilustrado por Emily Gravett, publicado en castellano y catalán por la editorial Blackie Books en una edición muy cuidada. La verdad es que es de esos libros que, cuando lo tienes en las manos, te apetece leerlo sólo por su portada y textura (¿soy rara? ¡A mí estas cosas me pasan!).

¿De qué va?

Primeras palabras no cuenta una historia, sino que es una colección de fotografías de bebés, niños y niñas pequeños, animales, comida y objetos, enmarcadas por un cuadro de un color muy vivo. El formato del libro es grande (24 cm. de ancho por 28,5 cm de alto), así que las imágenes también lo son y el diseño es espacioso. El conjunto es agradable y vistoso.

​​A continuación puedes ver un par de fotografías del interior del libro. Es del nuestro (está en catalán, pero como te decía también está editado en castellano), que como observarás ​tiene claras señales de haber sido muy usado, je je. ​

Si pinchas en las imágenes se te ampliarán:

A continuación puedes ver un par de fotografías del interior del libro. Es del nuestro (está en catalán, pero también está editado en castellano), que como observarás tiene la parte inferior y superior del lomo hecha polvo de tanto que lo hemos usado, je je
(Atención: A continuación haré un breve resumen completo del libro, por si quieres saber con un poco más de detalle qué lee tu hij@. Si tienes intención de leer el libro, ¡sáltate esta sección!)
"Primeras palabras", una muestra de su interior
"Primeras palabras", una muestra de su interior

¿Por qué lo recomiendo?

Cuenta la historia de Rudger, el amigo imaginario de Amanda, una niña de imaginación desbordante, hasta el punto que sus conocidos y amigos la consideran un poco rara. Todo va bien, hasta que un hombre mayor que puede ver a Rudger y que también va acompañado por una amiga imaginaria algo tétrica, empieza a seguirlo con la intención de comérselo. Este hombre, el señor Bunting, alarga su vida de manera antinatural gracias a la energía que absorbe de los amigos imaginarios.
Un día, huyendo de este hombre, Amanda es atropellada y Rudger se queda solo. Es así como acaba encontrando a otros amigos imaginarios, que le explican que, si no quiere desaparecer, debe encontrar a otro niño que juegue con él, que lo imagine. Rudger empieza esta búsqueda, pero con la esperanza de conseguir que el niño o niña en cuestión lo ayude a llegar hasta el hospital donde está Amanda. Sin embargo, se encuentra con niños que no saben utilizar la imaginación o que directamente son crueles y egoístas. Todo mientras el señor Bunting sigue buscándolo.
Al final, Rudger consigue regresar junto a Amanda y, en una batalla en la que deben esforzarse por usar todo el poder de su imaginación, consiguen que el señor Bunting se coma a su propia amiga imaginaria, pierda su poder y se convierta en el viejecito que debería ser.

​​Este libro me parece ideal para esta etapa en la que los bebés están descubriendo el mundo y adquiriendo vocabulario.

​En el libro no sólo aparecen bebés y niñ@s —cosa que les encanta—, sino que además todo se ve grande —ideal para ellos— y los colores son muy vivos —y les llaman mucho la atención—.

Es perfecto tanto para que lo ojeen ellos solos como para que te sientes con ellos (así es como mi hijo más lo disfrutaba) diciéndoles el nombre de las cosas o que planteéis juegos: a ver si acierta a señalar un objeto que le decís, o un color, un animal, etc.

O incluso a contar cuántos niños o patos hay en una página (creo que nosotros nos pasamos horas contando patos, je je).

Si tienes mucha imaginación, seguro que incluso puedes inventarte historias en las que aparezcan elementos del libro.

En conclusión, que se trata de un libro al que le puedes sacar mucho partido porque se puede usar de varias maneras distintas.

Aunque el libro esté en la categoría de bebés, nosotros lo usamos hasta los dos años y pico largos. De hecho, en la época de dejar el pañal a veces nos pasábamos bastante rato sentados en el orinal, y este era uno de los libros que mi hijo más pedía ver mientras tanto.

Aunque el libro esté en la categoría de bebés, nosotros lo usamos hasta los dos años y pico largos. De hecho, en la época de dejar el pañal a veces nos pasábamos bastante rato sentados en el orinal, y este era uno de los libros que mi hijo más pedía ver mientras tanto

¿A quién gustará?

El libro engancha desde un buen principio y ya no te suelta. En la primera página ya te avanzan que a Amanda le ha pasado algo malo (bueno, yo creo que ahí el autor hace un poco de trampa, pero en fin, se le perdona), y cuando la atropellan quieres saber si se pondrá bien y si los dos amigos se reencontrarán. ¡Y también si se librarán del señor Bunting!

Además, el mundo propio de los amigos imaginarios es muuuy chulo. Todo el recorrido que hace Rudger hasta reencontrarse con Amanda resulta muy interesante. A parte de todo lo que le sucede a Rudger, el autor va mostrando poco a poco este mundo paralelo (pero que a la vez se mezcla con el nuestro), con muchos detalles que lo hacen muy rico.

Esta es una cuestión personal, pero a mí una de las cosas que más me ha gustado del libro es el malo, el señor Bunting. Está muy bien. Tiene un punto gótico y, la verdad, da bastante miedo.

Creo que con el título y lo poco que he contado del libro es fácil deducir que la novela hace una feroz reivindicación de la imaginación. Muestra a los lectores cómo, gracias a la imaginación, puedes conocer nuevos mundos y personas, experimentar cosas impensables, y enriquecerte con experiencias que te valdrán en el día a día.

​​Aunque a los bebés les cueste más explicar (o a nosotros nos cueste más comprenderlo 😉 qué les gusta, estoy convencida de que en su caso también vale eso de “para gustos, colores”.

​En el caso de mi hijo, siempre ha sido de observar mucho primero y después acercarse, además de gustarle mucho ver fotos y videos, y tener mucha memoria fotográfica. Sin embargo, es cierto que esto puedo afirmarlo ahora, visto en la distancia, porque ya han pasado algunos años y su manera de ser ha quedado más que clara. Con un añito algunas cosas sólo se intuían.  

​Por lo tanto, aunque me atrevería a decir que es un libro que puede interesar a todos los bebés en general, imagino que gustará más a los que tengan preferencia por observar mucho. Si son más de manipular con las manos e interactuar con el mundo, quizá les atraiga un poco menos.

Por lo tanto, aunque me atrevería a decir que es un libro que puede interesar a todos los bebés en general, imagino que gustará más a los que tengan preferencia por observar mucho. Si son más de manipular con las manos e interactuar con el mundo, quizá les atraiga un poco menos

​A tener en cuenta

A pesar de la cuidada edición del libro y el padrino de lujo (el director de cine J.A. Bayona), yo creo que es un libro para lectores a partir de 11-12 años, pero no tanto para adultos. Es decir, si eres un adulto al que le gusta leer literatura infantil, te gustará leerlo, pero si esperas que sea de esos libros que saltan la frontera de la edad, creo que te decepcionará. Los niños que aparecen en el libro están un poco caricaturizados, lo cual es muy válido para que el mensaje llegue a los lectores más jóvenes, pero a un adulto puede echarlo para atrás.  

Así pues: lectores a partir de 11-12 años con afición por la fantasía y las aventuras.

​​Las páginas son finas para los dedos de un bebé. No es lo ideal para esta etapa, que les van mejor los libros de páginas gruesas de cartón, pero la verdad es que mi hijo se las apañaba para pasar las páginas arrastrándolas con toda la mano. ​

​Si buscas el libro en tiendas online, te recomiendo que lo busques por “primeras palabras galera”, porque si lo buscas sólo por el título o con el nombre del autor los buscadores no lo encuentran. Creo que debe ser por la manera cómo está dado de alta en sus bases de datos.

Si buscas el libro en tiendas online, te recomiendo que lo busques por “primeras palabras galera”, porque si lo buscas sólo por el título o con el nombre del autor los buscadores no lo encuentran. Creo que debe ser por la manera cómo está dado de alta en sus bases de datos
El inicio del libro es bastante fuerte por un par de motivos.

Primero, en la primera frase te dicen que Amanda ha muerto. Más adelante descubres que no es cierto, que sólo se lo había parecido a Rudger (por eso decía antes que me parece que el autor aquí hace un poco de trampas), pero como inicio para un libro infantil ya te deja con la boca abierta.

Segundo, la llegada del señor Bunting sucede bastante pronto, así que en seguida somos testigos de su poder. ¡Y da bastante miedo! ¡Es que es un señor que abre la boca de manera imposible y absorbe a los amigos imaginarios! El caso es que en las primeras páginas las apariciones del señor Bunting y su amiga imaginaria hacen pensar que el libro será más bien gótico y dará bastante miedo, pero no es así. Después se relaja y nos centramos más en ser testigos del inicio de la amistad entre Rudger y Amanda, en descubrir el mundo de los amigos imaginarios y en ver el recorrido de Rudger para encontrar a Amanda.

​En ​fin, como puedes ver, la experiencia en casa con este libro fue muy positiva, ¡así que lo recomiendo mucho!

¿En casa ya lo ​conocéis​? ¿Qué os ha parecido?

¡Te regalo estos ebooks!

Te regalo "La familia Hierbabuena" y "15 libros para partirse de risa"

​Suscríbete a Nubícolas y:

  • Te enviaré estos libros en formato digital.

  • Participarás en sorteos sólo para suscriptores.
  • ¡Y accederás a otros contenidos exclusivos!
¿En casa ya os habéis leído este libro? ¿Qué os ha parecido?

Deja un comentario