“Y Rapunzel se cortó la melena” o cómo me gané la etiqueta de feminista

"Y Rapunzel se cortó la melena" o cómo me gané la etiqueta de feminista

Cuando escribí “Y Rapunzel se cortó la melena” mi intención sólo era parodiar ciertas constantes hacia las mujeres que me parecían anticuadas. Es cuestión de sentido común, decía yo. Pues, ingenua yo, resulta que había escrito un libro feminista.